Cinco cuentas de "mamarazzi" en Instagram que deberías conocer

La vuelta de las vacaciones siempre tiene algo de melancólico. Volvemos a casa, recogemos las prendas y los enseres de colores llamativos que hemos utilizado en el verano, y enseguida empezamos a echar de menos esos días largos en la playa, la montaña, o ese país que era tan extraño antes de que fuéramos y ahora forma ya parte de nosotros.

Al menos, eso sí, quedan las fotografías que hemos hecho. Las vemos con cariño, el cambio de tonalidad de la piel en las fotos a medida que nos adentramos en las vacaciones, y ese rictus que traíamos (la marca de la de la casa de tu jefe) que se va relajado cada vez más …, y es entonces cuando te gustaría que tus fotos fuesen un poco más lucidas para que hagan pleno merecimiento del sitio tan estupendo donde hemos estado, y lo bien que lo han pasado los pequeños. Y llegas al trabajo, y ves las fotos de aquel compañero o compañera que se hizo un curso de fotografía hace unos meses, y sus fotos de vacaciones en el pueblo perdido de Castilla son espectaculares… ¿y las tuyas en la playa más exótica que recuerdas, por qué no son tan geniales? ¿Qué tendría que haber hecho distinto para que las fotos de los peques jugando en la playa sean tan auténticas y maravillosas como yo las recordaba? La pregunta es, ¿debo gastarme un dineral y tiempo en ese curso de fotografía? ¿Una cámara mejor, quizás?

mamarazzi.jpg

La respuesta es no.

Para ser un o una “mamarazzi” de primera no hace falta ser el mejor fotógrafo o fotógrafa del mundo. Como contaba en mi anterior post sobre “Mamarazzi”,  la ventaja que siempre tendrás con respecto al mejor fotógrafo del mundo es la cantidad de tiempo que tienes para estar con tus hijos, y esa es la superioridad que tienes que utilizar en tu beneficio cuando los vayas a fotografiar.  Eso, y unos consejos básicos y simples para mejorar tus fotos. A partir de ahí, todo es mejorar y practicar…, y disfrutar.

Por ejemplo, aquí va un primer consejo para mejorar las fotos de tu familia:

Para asegurarte que las fotos salen mejor cuando usamos el móvil, (la cámara que siempre llevamos encima), asegúrate de limpiar la lente antes de hacer la foto. Así de sencillo. La lente del móvil está siempre expuesta, sin proteger. El móvil en la mano, dejándole nuestras huellas por todos lados. Ese “look” nebuloso que tienen muchas fotos se puede eliminar, obtener fotos más nítidas, contrastadas y saturadas simplemente limpiando la lente del móvil de la misma manera que limpiamos las gafas. Ese es mi secreto número uno.

Es evidente que para hacer de “mamarazzi” tenemos aprender técnicas de fotografía, conocer la cámara que queramos usar, e interpretar la luz que nos rodea. Pero el mejor fotógrafo del mundo no puede en la vida poner tanto empeño y sentimiento como los que hacemos fotos que hacemos de nuestra propia familia, porque al fin y al cabo la cámara es una manera de captar lo que nos rodea, es un simple medio. La vitalidad a la foto se la pones tú.

Para aquellos que están realmente interesados en este tipo de fotografía y quieran ver mis propias fuentes de inspiración con las que trabajo, os voy a dejar unos enlaces a algunas de las familias que revientan Instagram con fotos de sus pequeños. Os invito a que las sigáis, que observéis su trabajo con calma, y os empapéis de su acercamiento a la fotografía, y por favor, no os deprimáis pensando que jamás llegaréis a hacer fotos tan buenas… recuerda, lo que las hace tan maravillosas es que están fotografiando a sus seres queridos.

1. Summer Murdock. Su Instagram es una auténtica barbaridad, y el sentimiento que se puede ver en sus fotografías lo he visto en pocos fotógrafos. Algunas fotos pueden ser algo melancólicas, pero su hilo de Instagram es para vérselo mil y una veces, y no te cansas.

2. Meg Loeks. Su estilo es más elaborado, trabaja las fotos de una manera menos espontánea quizás, y la edición es muy potente. Y sin embargo puedes notar cómo todas sus fotografías pertenecen a su familia… son ellos. Me gustaría destacar su historia sobre la lucha de su hijo Leo contra la leucemia, con unas fotos tan reales como conmovedoras, y el valor de esas imágenes a nivel familiar, es incalculable. Ánimo Meg, ánimo Leo.

3. Lindsey Porter. En su hilo de Instagram podrás encontrar fotos de su propia familia mezcladas con otras fotografías. Lindsey utiliza sus propias fotografías para evadirse un poco del arduo trabajo de tener que criar a tres niños, y a pesar de ello, no dejan de ser fotografías llenas de optimismo.

4. Victoria Andrews. La atención y el tiempo que le dedica a fotografiar a su hija es espectacular…, y lo bien que lo hace. Imaginaos la colección de imágenes que va a tener esta pequeña cuando sea mayor… es más que un simple recuerdo.

5. Sven Berger. Por último, para que no penséis que ser mamarazzi es solo cosa de madres, os dejo a Sven, un fotógrafo alemán que cuyo perfil de familia es emocionante y lleno de vitalidad, tal y como creo que debe ser la fotografía familiar.

Y por si queréis seguir indagando, os dejo otras cuentas de Instagram que recogen distintos fotógrafos, como @momtogs, @runmychildwild y etiquetas que puedes seguir o poner a tus propias fotos #jj_its_kids #cameramama #candidchildhood #momswithcameras o #clickindads

Y después de esto me gustaría saber tu opinión ¿os veríais como “mamarazzis”? Entiendo que muchos de vosotros podáis torcer el gesto al pensar en exponer la vida de vuestros pequeños de manera tan clara en las redes sociales, pero no es necesario hacerlo. Pero ya que hay auténticos mamarazzis por Instagram, es de agradecer poder inspirarse en ellos para vuestra propia fotografía familiar ¿no os parece?

 

A partir de ahora, voy a empezar a publicar entradas en este blog con consejos y trucos sencillos para mejorar las fotos que haces a tu familia, ya sea con el móvil, ya sea con la mejor cámara que el mercado te ha puesto en las manos. Así que si te interesa, te invito a que me sigas en mis redes sociales para saber cuándo publicaré el próximo post (aquí te dejo los enlaces) o que te suscribas a mi lista de correo. ¡Serás el primero en saber las novedades!