Mi foto_Bio_grafía

 

Tengo el convencimiento de que no mejor manera que atesorar las memorias de nuestras experiencias vitales que a través de la fotografía. Mi nombre es Antonio (originario de Cádiz, y madrileño de adopción), y llevo conmigo las experiencias (¡y las fotos!) que he acumulado a través de mi vida.  

Mi interés en retratar las relaciones personales desde un punto de vista natural, honesto y vital surge de mi convencida creencia en la importancia de la fotografía familiar: la fotografía de vidas. Mi objetivo es recrear esas fotografías que con tanto cariño se guardan en cada hogar, iconos de una propia historia. Os invito a leer sobre mis fuentes de inspiración si queréis saber por qué hago lo que hago. En cada sesión de fotos que realizo me entrego con muchísima ilusión para buscar esas fotografías imperecederas, míticas, tratándolas con la misma delicadeza y pasión con la que conservo mi propio álbum familiar. Al fin y al cabo, para mí, nuestras fotografías son los objetos físicos donde podremos recoger nuestras almas y volver a ellas cuando hayamos crecido, cambiado, o simplemente no estemos presentes, y eso tiene un valor incalculable que hay que cuidar como el tesoro que son. Mi mayor recompensa es saber que lo que hagamos formará parte del ese legado. Esa es mi misión, y a por ello me entrego.

Estoy en Madrid, y me gusta hacer sesiones divertidas, creativas, personalizadas, que las personas que fotografío se sientan partícipes de algo especial, cómodas, e implicados al cien por cien. Y que las fotografías que se lleven sean aquellas donde atesoren los recuerdos más preciados.

 Fotografía de  Florence Labasque

Fotografía de Florence Labasque