¿Cómo elegir un sitio para una sesión de fotos en exteriores?

Siempre que hago una sesión de fotos en exteriores, una de las cosas en las que ocupo tiempo de mis preparativos es saber el lugar en el que quiero hacer esas fotografías. Para cualquier fotógrafo que utilice los exteriores para sus sesiones, menoscabar la importancia de tener identificados los sitios donde hacer las fotos con tiempo es un error de bulto. Cuanto tienes dos horas de reloj para lanzarte a la calle y hacer una sesión de fotos, tienes esas dos horas para hacer el mejor book de fotos, el que alguien ha confiado en ti para que lo hicieras. No es cuestión de ir paseándose por la calle tratado de buscar la esquina que mejor vaya para ese momento. Simplemente, porque apenas hay tiempo para ello. El que tengas, mejor dedícalo a centrarte en crear las fotos, componerlas, en dirigir a tus modelos, y cómo hacer que se sientan a gusto mientras haces esas fotos. Todo ello ya te va a consumir tiempo y esfuerzo, así que mejor no añadir mayores incógnitas a la compleja ecuación de una sesión de fotos.

Decide un sitio, intuye las posibilidades, el paso de la gente que te puedan enturbiar las fotos, si tienes que pedir permiso a alguien para poder utilizarlo, y sobretodo mira cómo se comporta la luz, y ¡hazlo a la hora que tengas prevista la sesión! Si vas a ver el sitio a las cinco de la tarde, tres meses antes, cuando tienes previsto hacer tu sesión de fotos a las nueve de la mañana, el escenario que te encontrarás será completamente distinto. Eso no significa que determines un par de lugares exactos, te quedes allí y no te muevas un milímetro. Como siempre, en el momento de hacer las fotos se te ocurrirán nuevas aproximaciones creativas, y quizás veas algo que se te escapó en un principio que merezca la pena utilizar. Utilízalo, muévete, y rompe tus mismas reglas iniciales, los encorsetamientos que te pongas que sean técnicos y completamente ajenos a ti que no se puedan modificar (no podrás hacer fotos de cielos azules un día de lluvia…!), el resto varíalo todo lo que necesites.

En cualquier caso, antes de decidir por un sitio u otro, plantéate para qué lo quieres utilizar. Para mí no es lo mismo una sesión de fotos de familia, que un book de fotos de danza, o reportaje de fotos de preboda. Cada uno tiene sus necesidades. Por ejemplo, con mis sesiones de fotos de danza por la calle con bailarines suelo preferir espacios no muy llamativos, ni lugares monumentales que se reconozcan. Trato de eliminar cualquier elemento que pueda desviar la atención de lo que realmente importa, la estética de la fotografía de danza, y el esfuerzo del bailarín o bailarina. Por eso con ellos me gusta utilizar lugares sin mucho interés visual, incluso calles estrechas que me permitan “enmarcar” al bailarín, utilizando la perspectiva de la calle como líneas que dirija la atención hacia el baile. Por suerte, en Madrid hay muchos lugares como éste que te permiten utilizarlos para hacer fotografía de danza.

fotografía-de-pareja-de-danza-.jpg

En una preboda, en cambio, a veces merece la pena incluir elementos reconocibles, que ayuden a contar una historia, porque en este caso, la historia que quieres contar con las fotos es muy importante. Si los novios se conocieron en cierto lugar, añade elementos fotográficos que identifiquen y ayuden a identificar el lugar. Y si han decidido que se quieren casar en París y te llevan a su boda para que los fotografíes, hazle el favor de hacer unas fotos que lo muestren. En todo caso, si vas a usarla, utiliza la arquitectura como tu aliado. los elementos arquitectónicos destacados pueden incluir elementos en tu composición, aunque siempre, eso sí, trata de utilizarlos para aumentar la visibilidad de las personas a las que retratas, nunca lo contrario.

Reportaje-preboda-en-Paris.jpg

En cualquier caso, trata siempre de tener tu “arsenal” de localizaciones siempre listo, de acuerdo con lo que necesites. No llevo el tiempo suficiente por Madrid como para tener un mapa completo de la ciudad y de sus alrededores, pero utilizo, cuando puedo y tengo tiempo, los paseos que doy para averiguar, almacenar y registrar lugares que pueda utilizar con posterioridad. Si queréis un consejo, para facilitarme la vida lo que hago es fotografiar con el móvil el lugar a utilizar, acordándome de activar la geo localización de mi cámara de fotos en el móvil cuando hago estas fotos, así, a posteriori, tengo un mapa en el móvil con fotos mentalmente en mi teléfono. Lo cual, ¡lo recomiendo a todos los fotógrafos que no tenéis miedo de utilizar la calle…! Ya lo dicen los ingleses en una de sus más extrañas frases hechas… “The world is your oyster!”